2000 | FOOD PAVILION - EXPO 2000 - Hannover

Proyecto Miralda, con la colaboración de Montse Guillén.


Pabellón dedicado a la alimentación dentro del parque temático de la Exposición Universal de Hannover 2000, del cual Miralda fue el director artístico.

Concebido como una estructura de presentación del concepto FOODCULTURA desarrollado por Miralda, el FOOD PAVILLION presentaba distintas instalaciones sobre 1.500m2 de superficie que se centraban en la experimentación de la comida como parte integral de la experiencia cultural humana. Se trataba de una obra con numerosos proyectos, un episodio fundamental para entender globalmente no solo el concepto de FOODCULTURA, sino también sus metodologías de trabajo y las líneas temáticas que lo estructuran. El proyecto se llevó a cabo después de dos años de investigación y la creación de un grupo de trabajo.


En el pabellón, la disposición de las diversas intervenciones seguía un programa temático similar a un microcosmos. Al entrar, se encontraba la pieza más representativa: la “Infinity Table”, una mesa de 41 m. largo cuya forma rememoraba el signo matemático del infinito y que actuaba como punto de encuentro para el intercambio y la comunicación entre los visitantes. Toda la parte baja estaba constituida por vitrinas de cristal iluminadas que contenían, por un lado, alimentos secos como frijoles, maíz y arroz; y, por otro, diversos objetos, productos y documentos relacionados con la alimentación y cedidos por la Colección FOODCULTURA. En uno de los bucles de la mesa, se instaló una cocina de alta tecnología para los más de cien chefs, profesionales y amateurs que vinieron de todo el mundo para formar parte de la Exposición Universal. En ella, ofrecimos degustaciones de insectos y otros platos exóticos con el fin de estimular los sentidos del olfato y el gusto de los visitantes. Como contrapunto, dentro del bucle más alto, se mostraban imágenes de violencia, hambre, contaminación y desechos.