1982 | S&V, GAUDI BROCHETTE - Barcelona

Proyecto de Miralda, con la colaboración de Montse Guillén.


Directores y conservadores de los Museos de Arte Contemporáneo más destacados del mundo estaban reunidos de “Consejo” en Barcelona. Entre dos galas, fueron convocados a un “museo privado” en el domicilio particular de Josep Suñol en Pedralbes.


Josep Suñol invitó a Miralda que ideó la GAUDÍ BROCHETTE, una obra comestible a base de los perfiles de las torres de la Sagrada Familia de Gaudí; un panel cubierto por huevos de codorniz, con palillos clavados llenos de verduras, carne, pescado y frutas que los invitados debían arrancar y mojar en las distintas salsas dispuestas en bowls que había en la parte inferior del mural.

Esta fue la segunda vez que Miralda me pidió que colaborara con él y elaboré brochetas de gambas, verduras y frutas con sus respectivas salsas.


Para finalizar, en la terraza, se les ofreció un café “cremat” con ron en llamas, servido por dos camareros disfrazados de guardia civiles.